antioxidantes

Dicen que la naturaleza nos da todo lo que necesitamos, que a veces sólo tenemos que buscar. Y visualizar, fundamental para alimentarnos mejor. Simplemente con esta imagen todos somos capaces de recordar que las nueces están llenas de energía y omega 3. Que las alcachofas son diuréticas y sanísimas (hervidas con limón, un plato antioxidante sencillo y sano). Que las fresas están llenas de vitalidad…

No somos unos locos de la comida sana, ni vamos a convertir este blog en un menú diario, para nada, pero sí nos gusta recordar de vez en cuando que la naturaleza está para ayudarnos a comer mejor, a vivir mejor, a respirar mejor… 

aceite de oliva

Oleocanthol sale de la naturaleza, en ella vive, de ella se nutre, y funciona muy bien. Por eso nos parece importante resaltar el extraordinario papel que tiene el aceite de oliva en nuestra vida, en nuestra nutrición, en nuestra salud, en todo lo que nos rodea.

Veis en la imagen el brócoli, un aceite de oliva virgen extra (de la intensidad que más os guste), y el sabor será potenciado al máximo. A eso nos referimos. A pequeños pasos, a pequeñas rutinas que añadir a nuestra alimentación, a nuestra vida, a nuestro entorno, para estar no vamos a decir más relajados, pero sí, más tranquilos y en armonía cuerpo y mente, que se nos olvida en muchas ocasiones.

limon y agua

Añadir limón a nuestra jarra de agua es un toque sencillo que nos permitirá limpiar el organismo. Y el buen sabor que deja dos limones recién cortados, todo sabe más fresco. Más sencillo no puede ser. Nos gusta además este tipo de acciones hacerlas los lunes. ¿Por qué? Por organizar, porque ya es bastante pesado visualizar la semana como para no tener cada día un acto que nos guste, nos ayude, nos haga sentirnos mejor.

Antioxidantes: lo que necesitas saber

Para conseguir más antioxidantes hay que seguir una dieta que incluya una mezcla saludable de frutas y vegetales y otros alimentos ricos en antioxidantes:

  • La vitamina A se encuentra en la leche, el hígado, la mantequilla y los huevos.
  • La vitamina C se encuentra en la mayoría de las frutas y vegetales. Las mayores cantidades de vitamina C se encuentran en papayas, fresas, naranjas, melón y kiwi, así como en los pimientos de campana, brócoli, coles de Bruselas, tomates, coliflor y col rizada.
  • La vitamina E puede encontrarse en algunos frutos secos y semillas, incluyendo a almendras, pipas de girasol, avellanas y cacahuetes. Otras fuentes ricas en esta vitamina son los vegetales de hoja verde como las espinacas, la col rizada y en aceites como el de soja, girasol, maíz y colza.
  • El betacaroteno se encuentra en frutas, hortalizas y verdura como remolacha, espinacas, garbanzos, melocotones, calabacín, papaya, mango…
  • El selenio está en cereales, legumbres, pan, pasta, frutos secos…

 

Comprar productos ricos en Oleocanthal, aquí.